Espai G d'Art la palla, 10 · 08221 terrassa (barcelona)
Tel. 93 780 62 28 - 609 95 59 98
susanna@espaigdart.com
 
        Banda en Union Square
RUIPEREZ
Mixta sobre tela, 70x70 cm   Notas íntimas
RUIPEREZ
Mixta sobre tela, 73x60 cm   Saxofonista
RUIPEREZ
Mixta sobre tela, 90x50 cm
   
RUIPEREZ

Barcelona, 1966

Ruiperez capta con su pintura la solidez de la propuesta de constante progreso humano con, pongo como ejemplo, los puentes y los rascacielos de Nueva York en combinación con la espiritualidad del sonido que con sus músicas al aire libre expanden unos espontáneos grupos artísticos que circulan por las calles y parques de la gran ciudad estadounidense. Y sin pararse en el equilibrio ya conseguido entre el trabajo y el ocio, sabe fijarse en la danza como medio de expresión de unas bailarinas que en el ritmo, en el gesto meditado y en el movimiento que viene de dentro afirman su individualidad en la armonía con el entorno y la colectividad. Por eso sus figuras femeninas en pleno baile, al igual que sus estudios y retratos, van mucho más allà de lo que es la buena observación de los modelos elegidos y rezuman estudio psicológico.
Me han dicho que Ruiperez es un gran amante del jazz y que cuando realiza su pintura siempre le acompañan en el estudio diversas composiciones de esta música tan representativa de los sentimientos de una humanidad que se esfuerza para superar los problemas económicos, sociales y raciales a los que se encontraba injustamente sometida. No me extraña nada que así sea, ya que en toda la obra de este pintor hallo un firme y constante deseo de justicia colectiva, de convencimiento de que si la estética se encuentra falta de ética no puede mantenerse, tal y como afirmó un profesor universitario en unos momentos convulsos. Y aunque nunca quiere aleccionarnos con su creación, si no que la realiza con naturalidad expresiva, consigue que, introduciéndonos en ella para complacer el espíritu con las armonías, los ojos nos lleven a pensar que el amor por la pintura nos puede ayudar a ser mejores.